• Admin

¿Conoces las diferencias entre el jamón serrano y el jamón ibérico?



Las carnes frías son un básico para cualquier reunión con los amigos o un domingo en familia. Acompañado de un buen vino, es un plan delicioso. Cuando hablamos de carnes frías, nos referimos a esos alimentos que ya están listos para comer. Algunos son cocidos, otros, curados y otros, ahumados, pero todos han sido sometidos previamente a un proceso de conservación y a la hora de comprarlos, están listos para servirse y comerse.



El producto más popular en estas charolas de carnes frías es definitivamente el jamón. ¿Hablamos de un jamón serrano o un ibérico? Pues depende. Existe una importante distinción entre estos dos productos y es bastante interesante, así que si quieres sorprender a todos con un dato nuevo en la próxima reunión, o simplemente entender qué estás comprando, te contamos los detalles.



Primero lo primero: ni siquiera vienen del mismo animal. Y esos animales no tienen la misma alimentación y tampoco pasan por el mismo proceso de elaboración. Vamos a decir que el jamón serrano y el jamón ibérico