• Admin

UNA PLÁTICA CON SEBASTIAN LOEB



Loeb, nueve veces campeón del WRC, estará en nuestro país para el Rally México y platicamos con él al respecto. 

Decir Sebastien Loeb es prácticamente hablar del más grande piloto del World Rally Championship. Es uno de los hombres que más han dominado su deporte, cualquiera que éste sea, y que tiene su nombre junto al de grandísimos atletas a nivel mundial como Michael Schumacher en la Fórmula 1, o Stephane Peterhansel en el Dakar, o como Mr. Le Mans, Tom Kristensen, hablando específicamente del deporte motor. 


Loeb ganó en nueve ocasiones de manera consecutiva el campeonato del WRC, compitiendo contra grandes nombres del rallismo como Marcus Gronholm, Carlos Sainz, Petter Solberg, por citar algunos. Ahora regresa a competir y el Rally México será el lugar donde lo veremos tratar de conseguir una victoria más dentro del campeonato, la primera desde el Rally de Argentina del 2013, ya que en ese año dejó de competir de tiempo completo dentro del calendario. 


Mucho ha cambiado desde que Loeb dejó el WRC, pero no ha dejado de estar al tanto del mismo: “Los autos se ven bastante bien y tienen un gran desempeño en las pistas, son incluso muy lindos para ver desde afuera, por televisión. Ahora, en este regreso a México, uno de los rallies de tierra que más me gustan, recuerdo que la gente era muy cálida con los pilotos y tengo la motivación para intentar volver a la competición en un rally car”. Con todo el éxito que tuvo el francés en sus años en el WRC, decidió dejarlo por un tiempo para intentar tener más logros en otras ramas del automovilismo deportivo, como el WTCC, el Rally Dakar, incluso el World Rally Cross Championship. Sin embargo, la pasión por estar en el WRC, no la cambia por nada.

“Tuve la oportunidad de seguir compitiendo en touring cars, en el Dakar, en el WRX, en todas estas actividades ha sido muy emocionante y fui feliz de poder hacerlas, pero extraño el WRC. El estar en el medio de la nada y de repente tener una falla, tienes que buscar la manera a veces de improvisar para solucionarlo. En el rally estás en el medio del bosque acelerando a fondo, yendo al límite. Fui feliz en lo demás que hice, pero sí, estar de regreso en el WRC es excelente”. 


Tres autos lo hicieron campeón del mundo del WRC, todos de la marca francesa Citroën; el Xsara, el C4 y el DS3. Incluso con ellos sumó seis victorias en el Rally México. Lo hacía ver fácil, pero ¿cuál de esos autos fue el que más disfrutó manejar? “Todos ellos eran bastante diferentes. El Xsara tenía un balance ágil. El C4 era más agresivo y el DS3 era mucho más reactivo. De todos ellos el que más disfruté fue el DS3, porque podías jugar más con el auto, me gustaba el manejo y lo reactivo que era”. 


Un hombre de la experiencia de Loeb buscaba motivaciones luego de dominar durante tantos años el WRC. “Para mí lo más importante en ese tiempo era la lucha con los demás pilotos. Era encontrar algo emocionante luego de ganar el campeonato por nueve años consecutivos. Ganar en mi casa, en el Rally de Francia era increíble”. A sus 43 años, estar en una condición ideal para seguir dando lo mejor en los caminos es vital. ¿Cómo le ayuda Red Bull para ello? “Tengo una asociación con Red Bull desde hace mucho tiempo. Mi preparación necesita ser efectiva para poder dar lo mejor en este deporte tan competitivo. Desde hace más de 10 años tengo esta relación con Red Bull y me han ayudado a estar en gran condición física. Esta relación viene de hace mucho tiempo y espero que dure muchos años más”. Loeb y el Rally México tienen su propia historia y Sebastien nos cuenta su recuerdo más querido en los caminos de Guanajuato. “Seguro el recuerdo más fuerte que tengo es quizá no el mejor, pero esa vez que Daniel Elena tuvo que ir sentado en la ventanilla porque tuvimos un problema con la suspensión y aún teníamos que hacer dos etapas especiales más tras sufrir ese problema al final de una etapa. Al final completamos las dos etapas y en el camino de regreso a León, tuvimos que rodar solo con tres llantas. Luego nos paró la policía y él nos dejó continuar. Al final fue todo OK y pudimos llegar a la base. Eso fue en 2005 y no pudimos ganar, terminamos cuartos”. 

#SebastianLoeb #RedBull #WRC #Leon