• Admin

ESTÉTICA MASCULINA: MICROPIGMENTACIÓN CAPILAR



  • La micropigmentación es una especialidad estética cuyo objetivo es embellecer, reequilibrar, corregir de forma semipermanente determinados rasgos faciales o corporales, mediante la implantación de pigmento en la piel.

  • La micropigmentación capilar es usada para corregir alopecia, cicatrices causadas por injertos o trasplantes en el cuero cabelludo y otras cicatrices en áreas pilosas como cejas, barba, bigote.

  • La micropigmentación no es un tatuaje, pues no se usa tinta en el procedimiento, sino pigmentos que tienen una durabilidad de tres años, más o menos. A diferencia de los tatuajes que duran toda la vida.


La micropigmentación capilar es un tratamiento no quirúrgico para restaurar la línea capilar, donde hay muy poco cabello o ninguno. También puede mejorar el aspecto de un cabello fino y convertirlo en uno más abundante. Además es un tratamiento complementario a los trasplantes capilares o tratamientos médicos plasma rico en plaquetas (PRP) para la pérdida de cabello.

Las aplicaciones más populares del tratamiento son:

Estilo de pelo rapado o corto, este suele ser el mejor método para la calvicie causada por la alopecia.

Reparación de cicatrices de zonas capilares en forma de cuero cabelludo.

Aumento de densidad para aquellos pacientes que estén experimentando afinamiento del cabello o simplemente quieren un aspecto de más espesor.


Las personas adecuadas para realizarse el procedimiento de micropigmentación capilar son aquellas que tienen pérdida de pelo irreversible y que, además, no son candidatos al injerto capilar.

Los pigmentos capilares cubren el cuero cabelludo con una tonalidad similar a la del pelo natural. Así se crea la sensación de una mayor cantidad de pelo. Además, es considerado un método alternativo a los cortes de pelo para ocultar la calvicie en mujeres con alopecia.

El procedimiento no es doloroso pero sí un tanto molesto, aunque soportable por cualquier persona, incluso por las más sensibles. Es importante recalcar que los pigmentos usados se introducen bajo la piel con microagujas impulsadas mecánicamente, lo que evita, en gran medida, las molestias por manipulación manual. Si aún así la persona tratada no soporta el dolor se le coloca lidocaína en gel para anestesiar ligeramente la piel del cuero cabelludo.

¿Cuánto duran los efectos?

No existen fechas concretas al respecto. Puede durar desde 1 año hasta 3 años aproximadamente, aunque hay casos que llegan hasta 5 años. Según el tipo de pigmento utilizado, orgánico (compuesto por carbono) o inorgánico (compuesto por óxido de hierro, cabe mencionar que no son dañinos para la piel, ni la contaminan), y el tipo de piel, la variabilidad en el organismo puede ser muy diferente. El plazo de tiempo medio que se considera adecuado es de 3 años, después de este periodo es difícil que el color en la piel sea uniforme. Cuando se detecta la pérdida de tonalidad o uniformidad es momento para realizar un mantenimiento para restaurar los micropigmentos.

¿Se pueden eliminar las cicatrices con la micropigmentación capilar?

Aunque no elimina el rastro de las cicatrices por completo, utilizar esta técnica oculta marcas en la piel. El pigmento es inyectado a una profundidad de 0.25 a 1.75 milímetros, debido a esto, las cicatrices profundas son más difíciles de disimular. No obstante, si se le da una tonalidad similar al resto de la piel pasan más desapercibidas.

¿Es un procedimiento para cualquier persona?

En principio sí, excepto las personas con enfermedades contagiosas por vía sanguínea, estas deberán comunicar su padecimiento al especialista. Ya que la técnica se realiza mediante agujas podría ocasionar riesgos para el profesional que la realiza sin el debido conocimiento por parte del paciente.

También es importante no consumir alcohol o sustancias anticoagulantes como puede ser aspirina antes del tratamiento para evitar un mayor sangrado. No obstante, estas indicaciones deben ser expuestas por el profesional días antes del proceso.

+ Ten en cuenta el tipo de pigmento que van a utilizar en tu tratamiento, ya que existen pigmentos orgánicos e inorgánicos, estos últimos tienen una mayor duración y sus efectos son más uniformes debido a que interactúan menos con las partículas orgánicas de la piel.

Los pigmentos que utilizamos sobre nuestra piel deben cumplir los siguientes requisitos:

No deben ser tóxicos.

No deben provocar irritación de los tejidos.

Deben ser estériles de origen.

Sin cambios de densidad.

Con partículas de tamaño superior a 6 micras, para que los macrófagos tengan más dificultad al ingerirlas y permanezcan más tiempo en la zona tratada.

Deben tener poca solubilidad (mayor estabilidad).

El óxido de hierro (usado en los pigmentos inorgánicos) tiene posibilidad de provocar alergias prácticamente nula; sus partículas tienen un gran peso molecular, lo que favorece su fijación en el área donde se coloca el pigmento. Por tanto, los pigmentos inorgánicos cumplen con todas la características deseadas para ser usados sin preocupaciones. No obstante, no todos los colores pueden ser obtenidos (sólo los tonos terrosos) y por eso también precisamos de la combinación con pigmentos orgánicos, mismos que sirven para conseguir tonos brillantes como el rojo, amarillo o naranja. Estos se dispersan en la piel, por tanto los habremos de combinar con sustancias que actúan como cobertura y le aporten mayor fijación.


¿Qué pasa después del tratamiento?

Finalizado el tratamiento aparecerá una ligera inflamación en el cuero cabelludo. Esto es normal debido a la manipulación de las agujas pero son sólo síntomas suaves. Puede ocurrir que los poros de la piel liberan parte del pigmento que ha sido inyectado en exceso. Es un proceso normal y no influye en la calidad final del pigmento de la cabeza.

Durante unos días todo el cuero cabelludo va a cubrirse con una fina costra. En ocasiones, algunos pacientes se asustan porque piensan que el color del pigmento es más oscuro de lo que debiera. Es una ilusión producida por la cicatrización milimétrica de los poros. Pasados unos días la costra cae y deja visible el color deseado.

Tres semanas después, con la recuperación de las células dérmicas superficiales se generan las fibras de colágeno que fortalecen la piel, dándole la elasticidad necesaria para que el cuero cabelludo termine de sanar. Con este proceso la tonalidad del pigmento baja ligeramente. En un periodo de 10 a 20 días se puede empezar a apreciar el color final de la micropigmentación.

Finalmente, y tras la recuperación total de la piel y la epidermis, el paciente puede ver cómo el tono de la pigmentación es el que lucirá durante bastante tiempo.

¿Cuánto duran las sesiones?

Cada sesión tiene una duración de 1 a 3 horas. Según el tamaño de la zona que se desea cubrir con la micropigmentación.

ACERCA DE YANIRA REYES

Yanira Reyes es cosmíatra profesional con más de 20 años de experiencia en micropigmentación con la mejor técnica colombiana. Además de otras técnicas estéticas, tanto para hombre como para mujer. Conoce todos los servicios que ofrecen dentro de Yanira Spa, el centro de cosmetología especializado en el cuidado personal de la imagen.

Dirección: Adolfo Prieto 507, Colonia Del Valle, CDMX. (Consultorio 10A)

Teléfono: 5530373882

Redes sociales: Facebook | Instagram | Twitter

#Estética #Micropigmentacióncapilar #tratamientosfaciales

ACERCA DE

BLACK DISTRITO

 

Black Distrito cubre y define las noticias sobre lifestyle, moda, actualidad y personalidades que impulsan a la Ciudad de México.

CONTACTO

Escríbenos a:
contacto@creativite.group

 

Zamora 165 Col. Condesa

Media Kit




 

logo_prn_trans.png
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle

© 2017 Black Distrito. Todos los derechos reservados.