• Admin

Jill Magid: "Una carta siempre llega a su destino”. Los Archivos Barragán



A través de una práctica artística que es a la vez visual, textual, y performativa, Jill Magid forja relaciones íntimas dentro de las estructuras burocráticas, seduciendo, negociando con/y trastornando a la autoridad. Las obras de Magid a menudo toman la forma de cartas elípticas de amor que apelan a las cualidades humanas de los agentes de control. Estos cargados encuentros no sólo se basan en la confianza mutua, sino que también están llenos de complicaciones éticas y asimetrías sociales. A través de sus obras, la artista replantea la complejidad, la intimidad potencial, y lo absurdo de nuestra relación con las instituciones y el poder.Sus proyectos investigan sistemas aparentemente impenetrables, como la policía de Nueva York, el Servicio Secreto Holandés, sistemas de vigilancia, y, más recientemente, el legado del arquitecto Luis Barragán, infiltrándose y desestabilizando estas formas de poder.

Esta exposición se enfoca en las obras que giran en torno a Los Archivos Barragán, un proyecto a largo plazo y con varias etapas y entregas en que Magid examina el legado del arquitecto mexicano Luis Barragán (1902-1988) y plantea preguntas incisivas, radicales y pragmáticas, acerca de las formas de poder, el acceso del público y los derechos de autor que construyen un legado artístico.

En su testamento, Barragán dividió su archivo en dos partes. Junto con la gran mayoría de su arquitectura, su archivo personal permanece en México en su casa, la Casa Luis Barragán que ahora es un museo y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En tanto que en 1995, el archivo profesional de Barragán, incluyendo los derechos de su nombre y obra; así como todas las fotografías tomadas de la misma, fue comprado por Rolf Fehlbaum, presidente de la empresa de muebles suiza Vitra.

Los Archivos Barragán reunifica los caminos divergentes de los archivos personal y profesional de Barragán. Al explorar al Barragán oficial y al privado, el interés específico de los múltiples individuos, entidades gubernamentales y corporativas que se han convertido en guardianes históricos de los archivos, Magid envuelve directamente intersecciones complejas entre lo psicológico y lo judicial, la identidad y la repatriación nacional, los derechos de propiedad internacionales y los derechos de autor, la autoría y la propiedad, el cuerpo humano y el cuerpo de trabajo.

Con este proyecto el MUAC abre el debate político y ético sobre las condiciones presentes y futuras de la transferencia de la cultura patrimonial de un modelo de estado-nación a uno de entidades corporativas. La obra de Magid plantea preguntas esenciales sobre las consecuencias e implicaciones de que un legado cultural se convierta en propiedad privada corporativa y sobre las ramificaciones de su mercantilización en términos de afecto erótico o nacionalista en el contexto de la gestión de la cultura periférica en el capitalismo actual.

Uno de los capítulos de la obra de Magid sobre Barragán, La propuesta (2016) ha provocado un amplio debate en México, y Guadalajara, que ha llegado a tener eco en los medios. En esa fase de la intervención, Magid y familiares de Barragán acordaron tomar una fracción de las cenizas del arquitecto colocadas en la Rotonda de hombres ilustres de Guadalajara para hacer un diamante artificial que, engastado en un anillo, sirviera como medio de negociación con Federica Zanco, directora de la Fundación Barragan en Suiza , a fin de repatriar los archivos de Barragán a México.

Esta situación nos da la oportunidad de abordar un caso espinoso como La propuesta en el momento en que todavía no está neutralizado por la historia, es decir, cuando es un objeto efectivo de debate. Nos interesa hacer valer la obligación de las instituciones públicas de arte en dar lugar a la producción artística en su costado más polémico, en perspectiva de la inquietud que los temas que la obra de Magid convoca en relación a temas como a propiedad intelectual, el acceso a los archivos, la mercantilización de la cultura y la significación social del peso muerto de la cultura. "Una carta siempre llega a su destino”. Los Archivos Barragán refrenda el compromiso que el MUAC y sus curadores tenemos con el arte contemporáneo incluso en su función de poner en cuestión el gusto y activar la polémica ética en nuestra sociedad.

La exposición "Una carta siempre llega a su destino: Los Archivos Barragán continúa en el Museo Universitario Arte Contemporáneo, de la UNAM, donde puede apreciarse hasta el 8 de octubre próximo.

Más información en la página oficial del museo: MUAC

#MUAC #JillMagid #LosArchivosBarragán #LuisBarragán